Tus Manos

Tus manos mi prisionero
le dan al fuego candela 
deja la llama una estela
brillante de mi lucero. 
En los placeres que muero
vibrante de tu agonía.
Iba amaneciendo el día
cubriendo la mar espuma
cuando cabalga tu pluma
al cuerpo que le escribía.

 

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.