Soy La Humilde

Soy la humilde prisionera
de tu boca que con fuego
en la mía pide el ruego
del calor que desespera.
Tu trigo llega a mi era
deseosa de la trilla.
En mi desnudez sencilla
tu montura galopando
y de tu cuerpo goteando
las perlas en las que brilla.

 

 

 

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.