Recorre

Recorre el cuerpo acostado
la lengua que lisonjera
el grano busca en la era
en el cuerpo del amado.
Por mi boca acariciado
despierta con mi lujuria.
Llega a mi con esa furia
que a mis deseos convida
cuando me lame la herida
aplacando mi penuria.

 

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.