(Untitled)

¡Pobrecita castañuela!
le ha picado un bicho ruín
como bracea un sinfín
en el telar la cañuela.
La  trapera se hace vela
si le das un sacudión.
Verás el acordeón
devanando aquel novelo
como pichón o mochuelo
según su imaginación.

(Untitled)

¡Ay! como aprieta el justillo
¡Jesús! ¡que tanto bodoque!
el cordón que no se enroque
que el sabe bajar al trillo.
Si un gallo no come millo
problemas tiene en la espuela.
..No será poca candela
de tanta pluma encarnada.
Es que estoy escarmentada
del espelme de su vela.

(Untitled)

Yo tengo un consolador
de nombre puse Raimundo,
me cobija en lo profundo
¿y vibra?, de lo mejor…..
Así dijo el vendedor
para venderme tal pieza.
Con pilas no entra pereza
siempre está desinfectado,
y una mujer a su lado
de cualquier mal despereza.

(Untitled)

 

DÉCIMA ESPINELA.

Pidiendo las bendiciones
a un pino verde lloraba
la Manuela que rezaba
del misal sus oraciones.
Es por unir corazones
la razón de ser el mundo.
Es escribir un segundo
a la mente acariciada
que en la semilla cuajada
es del manglar más profundo.

(Untitled)


En verso libre por sentimiento
cuando mis cuitas fueron de amor,
escucha en flauta el compositor
el refulgir de aquel contento.
Dulce plañir en fugaz lamento
que en la serpiente se contonea.
Bífida lengua que corre y crea,
y en su fulgir sopla a la candela
que del galerno enciende la vela,
una espinela que se recrea

(Untitled)


DÉCIMA.

Del mismo tallo salen dos rosas
dando el rocío en un Carmesí
aquella noche donde escribí:
¡rompan grilletes a mis esposas!.
Si en la trinchera caigo en las fosas,
por defender capullo en bandera.
Fueron tus besos en la gueldera
de una sirena siendo atrevida,
por ser en piedra la consentida
parió en silencio la primavera.

Canarias

(Untitled)

En un frasco de canela
jengibre por mis azahares
surcan cruzando los mares
los Simones en Manuela.
Canarios de aquella escuela
siempre oteando el horizonte.
Hizo Pinzón a un sinsonte
y del guajiro apellido
sin olvidar que en el nido,
reza una ermita en el monte

(Untitled)

Dame en regazo Canarias,
de tus vientres ,¡ah, Martí!,
la madre de un naborí
que le versaba a los parias.
Chanito Isidrón en arias
al guajiro dió sustento.
Latió al sentir el talento
de un alma que desprendida,
es de Canarias la ida
y de su musa el contento.