(Untitled)

DÉCIMA ESPINELA.

Si en el vino alagador
por mesme diablo ocurriera
que usted me nombre la era
verá que brilla el candor.
La lengua cual tenedor
a la musa busca en filo.
Y yo por seguir el hilo
a la rueca le doy uso
“jancina” yo no me acuso
que es cada uno en su estilo.

 

(Untitled)

Gallo que busca pelea
perdiendo los espolones,
sabrá que llevo en galones
mis pinos llenos de brea.
Si alguno va y le cabrea
está forma de versar.
aquí la puede encontrar
de metáfora atrevida,
que si me sangra la herida
por hembra vengo a cantar.

DÉCIMA ESPINELA

 Serpiente ven por aquí,
Adán la estaba llamando,
un angelito soplando
¡que bonito!, ¡el querubín!
Es que cantaba el así
en melodioso trovar.
La costilla fui a buscar
y como no me la dio,
por eso coqueteo yo,
dice la Biblia al cantar.

(Untitled)


De arrebatada pasión
son dos aretes sonando
mientras el alma cantando
los mima por diapasón.
Dame candela oración
a la sombra de tu vera.
El agua de primavera
a Manuela llama roja
por el clavel con que escoja
el país de su frontera.

(Untitled)

Si de la suerte testiga
cuelga en ramo manzanilla,
como prende de una anilla
el ramillete a la viga.
Trago que doy por testiga
a la copa venenosa.
Siendo dueña de la rosa,
es deber el suponer
que si en hombría, siendo es ser,
rosa es de almíbar, golosa.

(Untitled)

¡Que tormentos, que suspiros!;
no te me muevas, sillón,
vétele aumentando el don
al son que van los guajiros.
Olvídese de los giros
y de métrica oportuna.
Si el lunar lo ve en la luna
no será de mi disgusto,
que al moldeado del busto
le canta por Ovejuna.

(Untitled)

De raza, sentimiento y corazón
romería da en Santa Patrona,
bollos, turrado, queque,¡es mi tahona!
Monjas en Cister de a maitines don
¡canta mago!, entona a devoción.
Por serventía, aljibes de veredas
hojas en moral de aquellas sedas
dando alboroto, es crujir, ¡cañuela!
azúcar remozada en espinela
da esa estrofa, en que es rueda por ruedas.

(Untitled)

Hoy me ha salido un lunar
en camafeo, es por secreto
donde se guarda el respeto
a las cosas del yantar.
El médico al explorar
me produce un alboroto.
¡No me diga que está roto!,
era la plegaría mía,
deje la majadería
¡si hay caldero, hay coroto!

(Untitled)

Y al ver el bisturí
un revuelo lisonjero
aumentaba el desespero
al más rojo del rubí.
De tonada en carmesí
me pareció llamarada.
Se está poniendo encarnada,
mírelo bien , que en decoro
el silencio es como un loro
con la boquita callada.

espinela