En Tus Pechos

En tus pechos de agonía
mis manos están surcando
los placeres que llegando
inundan la boca mía.
La lluvia que me traía
en cascada tu ternura.
El alma que así murmura
consentida y caprichosa
va desgarrando una rosa
en pétalos de hermosura.

 

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.