El Valbanera y otros

El-valbanera-en-Canarias

El Valbanera y otras…

El-valbanera-en-Canarias                                               En esta página se pondrán décimas de otros autores o anónimas que han sido Enmuy populares

 

El Valbanera( autor desconocido)

Décima nº 1

Septiembre mes memorable
de mil nueve y diecinueve
el público se conmueve
ante un caso irremediable
las familias apreciables
de alta y de baja esfera
preguntan por donde quiera
todos los días sin cesar
por saber en que lugar
se halla el correo Valbanera.

Décima nº 2

De Málaga el día trece
salió el vapor Valbanera
emprendiendo su carrera
como hizo tantas veces
tranquilo en el mar se mece
y toma su dirección
para hacer escalafón
en Puerto Rico y Canarias
sin ideas temerarias
de su negra situación

Décima nº 3

Este gran vapor salió
con muy buenas direcciones
y dejando otras naciones
a nuestro puerto llegó
en Santiago descargó
su mercancía a la carrera
y luego en bahía espera
el despacho de la aduana
y hoy la comunidad cristina
no sabe del Valbanera.

Décima nº 4

Un vapor tan importante
cuando a Santiago llegó
allí se desembarcó
uno de los tripulantes
ese si tiene constante
un Santo en la cabecera
que le dijo que no fuera
que midiera bien sus pasos
que iba a tener un fracaso
el correo Valbanera

Décima nº 5

Llegó el vapor en su empeño
regocijado en su suerte
un fogonero hombre fuerte
y docientos más isleños
desembarcaron sus sueños
en Santiago se encontraba
una niña que lloraba
gritando a más no poder
que el barco no iba a volver
y que la gente se ahogaba

Décima nº 6

Daba la meteorología
que se acercaba un ciclón
y el capitán Don Ramón
en su embarcación confía
tanta era su valentía
que no quiso obedecer
confiando en el poder
de aquel hermoso vapor
sin pensar en el dolor
que causaba al perecer.

 

Décima nº 7

Lo que me dió que pensar
que un señor desembarcó
y en Santiago se quedó
para un asunto arreglar
después tomó el tren central
en un carro de primera
el que espera desespera
y llega a la capital
a esperar a un familiar
que venía en el Valbanera.

Décima nº 8

Ocho hijos y una madre
que iban para la Habana
familia noble y Cubana
como se que todos saben
al marchar les dice el padre
vayan en el Valbanera
que yo quiero ver siquiera
el pueblo de mi nación
y al marchar vino un ciclón
y lo hundió de mar afuera.

Décima nº 9

El capitán temerario
tomó rumbo a barlovento
porqué por el sotavento
el viento le era contrario
se pone a leer el diario
y manda a izar la bandera
y la ciudad Santiaguera
cuando lo oyó que pitaba
sabía que se marchaba
el correo Valbanera.

Décima nº 10

Las mujeres que venían
al mirar la tempestad
¡Madre de la Caridad!
en altas voces decían
como nadie las oían
decían de esta manera
ya la hora postrimera
se nos acerca inclemente
moriremos inocentes
a bordo del Valbanera.

Décima nº 11

Por más que el barco pitaba
de lejos nadie lo oía
y el de la telegrafía
un rato no descansaba
si en algo ella notaba
no era notica certera
y una pobre pasajera
rezaba a más no poder
porque veía envolver
las olas al Valbanera

Décima nº 12

Sin rumbo el vapor tomó
y por la telegrafía
entrada al puerto pedía
pero no lo consiguió
el para atrás si volvió
envistiéndole al ciclón
buscando otra dirección
y sin perder la esperanza
porque tenía la confianza
sembrada en su corazón.

Décima nº 13

Se sabe que por la Habana
iba el barco sin carbón
y el carácter del ciclón
ya no era una jarana
se ven las olas livianas
en altura incomparable
sin hacer parada estalbe
porque no podía pararse
ni tan poco aguantarse
en un punto navegable.

Décima nº 14

No volvió el barco a la Habana
porque su fatal destino
fue envuelto en un torbellino
en la costa floridiana
no pudo la fuerza humana
sostenerlo en la carrera
todo parese que era
que el destino lo llevaba
donde parese que estaba
la tumba del Valbanera.

Décima Nº 15

Dios y la Virgen quisiera
decía muy triste un señor
que saliera otro vapor
a auxiliar al Valbanera
muy larga se hace la espera
después daba compasión
se receba una oración
cuando pasaron tres días
y en la Habana se decía
se perdió la embarcación.

Décima nº 16

Cuantos niños gritarían
bajo las cerradas puertas
de miedo sus madres muertas
que ya no les respondían
ellas de terror morían
antes que el vapor se hundiera
que horrible que suerte fiera
que agonía al despedirse
de la vida para hundirse
a bordo del Valbanera.

Décima nº 17

Era la roca temible
que muy cerca se veía
y alejarse no podía
porque le era imposible
esa fuerza irresistible
buscando su salvación
pero no tenía carbón
y de mirar a los frentes
sin dirección suficiente
porque no tenía ti

Décima nº 18

Brota fuerte el esquilón
y el vapor se bambolea
y al capitán se le idea
como hacer su salvación
las olas sin compasión
al vapor que le sofoca
con más fuerza desemboca
lo envuelve de tal manera
que allí queda el Valbanera
tirado sobre una roca

Décima nº 19

Hay que afán que desespero
hay que angustia de dolor
cuantos llantos de terror
en este golpe sintieron
las madres palidecieron
sus almas de angustias llenas
sus hijos abrazan con penas
sus esposos desmayados
todos fueron sepultados
dentro del mar y la arena.

Décima nº 20

Causa horror y causa espanto
en la ciudad Habanera
noticias del Valbanera
no llegan ni por encanto
todo el pueblo está de llanto
que amarga desolación
que terrible confusión
decían los marineros
de los pobres pasajeros
tengámoles compasión.

Décima nº 21

Detallada la primera
noticia que causa espanto
se cubrió de luto y llanto
de Cuba la isla entera
sólo sé que no quisiera
hacer está relatoría
ni tener en la memoria
por un momento siquiera
el final del Valbanera
porque es muy triste esta historia.

Décima nº 22

Muchas familas de España
y de Cuba en este caso
apretaban en sus brazos
los hijos de sus entrañas
el huacán en su azaña
atemoriza a cualquiera
Dios y la Virgen quisiera
decía muy triste un señor
que viniera otro vapor
a auxiliar al Valbanera.

Décima Nº 23

La noticia y el dolor
se saben por donde quiera
que se perdió el Valbanera
barco de mucho valor
en el lujoso vapor
viajaban mil pasajeros
oficiales, marineros
médicos y padre cura
uniéndose a la espesura
bajo fuertes aguaceros.

Décima Nº 24

Una pobre pasajera
en Santiago se quedó
y como el barco perdió
no murió en el Valbanera
otro que suerte tuviera
donde buen ron encontró
fue tanto lo que bebió
que cogió gran borrachera
y fue así de esta manera
como su vida salvó.

Décima Nº 25
Ya los buzos han bajado
y han podido declarar
que no pueden trabajar
porque el barco está virado
se le ve que está cerrado
y sin ninguna abertura
pero ellos aseguran
que el otro lado está igual
está en el fondo del mar
dentro de una sepultura.

Décima Nº 26
varias coronas se lanzan
de cada nación al mar
siendo ya el punto final
y perdida la esperanza
en la Habana y en Matanza
se hacen sendos funerales
y en otros puntos iguales
como en Madrid y en Canarias
y en otras naciones varias
que conforman esos mares.

Décima Nº 27
Gracias a los comerciantes
de San Fuego cual deber
con gusto mandaron a hacer
misas a los naufragantes
pobre de los navegantes
en tiempos de primavera
por naciones extranjeras
van buscando progresar
dispuestos a naufragar
¡lo mismo que el Valbanera!

recoba 001

DÉCIMAS A LA BARCA; “CARMEN DOLORES ,VILLA Y PUERTO DE TAZACORTE”.La noche del 25 de enero del año 1952.
Autor: Simeón Marichal
Falta un número indeterminado de décimas.…
Décima: nº1
El veinticinco de enero
Del año cincuenta y dos
Fecha en que naufragó
Un grupo de marineros
Sufrieron los desesperos
De la mayor agonía
Mientras la mar sacudía
La barca Carmen Dolores
Y un grupo de pescadores
Luchan en noche sombría.

Décima: nº 2
Cuando salieron del puerto
El mar parecía en calma
Con el instinto en el alma
De ir a pescar, por cierto
Aunque el patrón era experto
Y conocedor de la mar
No sé pudo imaginar
Que en aquella noche oscura
Hallaran la sepultura
¡tan cerca! Y sin esperar.

Décima: nº 3
Cuando la barca perdida
Vieron ya los tripulantes
Se decían vacilantes
Viendo se jugar la vida
Tomaron como medida
Tirar a otra barca un cavo
Pero el mar siendo tan bravo
No la deja remolcar
Y lo mandan a picar
Por no ser todos esclavos.

Décima: nº4
El primero fue Miguel
Que a las aguas se arrojó
Pero apoco que cayó
Ya no sé supo más de él
Antes, llamó por aquel
Compañero Salvador
Y en medio de aquel fragor
Que con las aguas luchaba
Salvador le contestaba
No te apures ¡ten valor!.

Décima: nº 5
Cuando se iba a volcar
La barca en su lance fiero
Antonio con desespero
Gritaba me voy a ahogar
Como no sabía nadar
Al agua no se tiró
Y del timón se abrazó
Y lo último que dijo:
Fue adiós mi querido hijo
Y así desapareció.

Décima: nº 6
Salvador ágil marino
Con Dionisio a sus costados
Se tiraron agarrados
Contra el bravo torbellino
A su imaginación vino
En medio del laberinto
A Dionisio llevó del cinto
Y en medio de su agonía
¡no te apures!, le decía:
Que salvarle era su instinto.

Décima: nº 7
Lucharon los pescadores
Con la muerte y su agonía
Sufren de la mar bravía
Impulsos aterradores
Dejos de los resplandores
De la densa claridad
Llamando con ansiedad
Sin haber quién le responda
Y morir bajo la onda
De la negra tempestad.

Julián va medio rendido
Pues pretendían salvarse
No pudo al agua tirarse
Por qué cayó sin sentido
De fuerzas desfallecido
Un gran terror les abruma
Aun no puede mi pluma
Dibujar el torbellino
Cuando era barca y marino
Juguetes sobre la espuma.

Décima: nº 9

Era la “Carmen Dolores”
“Ya lo Veís” y “San José”
Juntas salieron las tres
Y el grupo de pescadores
Pero las fuerzas mayores
Más resistentes que el trance
Les quiso mandar un lance
y empezaron a luchar
teniendo que naufragar
entre las diez y las once

 

Décima: nº 10
En fin se salvaron dos
De las barcas por fortuna
La pérdida fue de una
Que se desapareció
Tristes recuerdos dejó
A todos sus conocidos
Y los que fueron caídos
En el seno de los mares
Reciban sus familiares
Mis pésames más sentidos.

 

Décima: nº 11
En fin público querido
Del pueblo de Tazacorte
Conserven este recorte
De un versador condolido
Aquellos que habéis perdido
Vuestras personas queridas
Tristes con el alma herida
Adiós le debéis pedir
Fuerzas para resistir
Los reveces de la vida.

Décima: nº 12
La vida es muy seductora
Y se pierde en un segundo
A todo ser el mundo
Nos llega la fatal hora
La muerte cruel y traidora
Quiso hacerles el secuestro
Recemos le un padre nuestro
Con toda la devoción
Mientras que mi corazón
Se une a llorar con el vuestro.

Décima: nº 13
Termino la narración
Del naufragio de la barca
La que fue en dicha comarca
Llorada por compasión
Fue triste la situación
Llanto de la zona entera
Y de todo el que considera
Los seres que se han perdido
Este trabajo es pedido
Por mi amigo: Juan Reinera.

 

1470399_459856600791396_1008055694_n

 

 

  • ” DECIMAS DE UN POBRE CIEGO·
    Compuestas para ser vendidas por un ciego.
    autor: desconocido.
    RADIO ABUELO PUNTO: “de la mañana a la noche”

    décima nº 1

    ¡ Que triste paso la vida!
    ¡Que  amargos los desengaños!
    como me pesan los años
    con tanta dicha perdida
    sufriendo cruel herida
    de mis ojos despojado
    vivo triste, desdichado
    maltrecho por la fortuna,
    sin esperanza ninguna…..
    por todos abandonado.

    décima nº 2

    Dorada fue la ilusión
    de aquellos primeros años
    por eso, en los desengaños,
    más sufrió mi corazón
    la suerte sin compasión
    vino mi dicha a tronchar
    y en mi vida a dejar
    un amargo sentimiento,
    con tal fatal sufrimiento
    que no puedo remediar.

    décima nº 3

    como errante peregrino
    una mujer me acompaña
    en estas tierras de España
    mi guía por el camino,
    Así lo quiso el destino
    y me ofrece su bondad,
    pues viendo en su claridad
    el cariño y el halago
    pues soy ciego y pobre vago
    en la negra oscuridad.

    décima nº 4

    Que Dios te dé larga vida
    para que siempre me asista,
    ya que me falla la vista
    tengo esa ilusión querida
    mi existencia está perdida
    sin su santa claridad
    llena mi necesidad
    cumpliendo un deber humano
    y si me falta su mano
    me moriré sin piedad.

    décima nº 5

    Vivo siempre perseguido
    por ideas muy terribles
    sufriendo sueños horribles
    de un horror desconocido
    ya despierto o ya dormido
    siempre estoy sobresaltado
    y me veo rodeado
    de una visión tan extraña
    que la paciencia se empaña
    viéndome desesperado.

    décima nº 6

    El relato de mi vida
    aquí voy a terminar
    pero antes quiero expresar
    mi gratitud más rendida
    a quién con mano tendida
    ha escuchado mi clamor
    y con un poco de amor
    que nunca podré olvidar
    me ampara para pasar
    la noche de mi dolor.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.