A una pizca de canela
de la vara una vainilla
preparo en la cocinilla
mientras la fruta se pela.
El menbrillo va y se mela
del azúcar en dulzura.
Mermelada en confitura
que al untar en rebanada
deja la piel encarnada
de un goloso sin mesura.

 

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.