Brilla de plata la luna
y en su polvo las estrellas,
para versar las más bellas
canciones que trae la cuna.
Siendo luna la fortuna
de las subidas del mar.
Es tiempo para sembrar
el trigo de esta cosecha,
pues finalizo esta endecha
con el vocablo de amar.

 

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.