Se desprende del tobillo
la cañuela que va a seda
mesme escanciada se queda
por el nudo del ovillo.
¡La aguja! lo más sencillo
hala con suave dulzura.
Dando el pincel a pintura
del hojal hace el bodoque
¡tire! ¡tire! ¡no se enrroque!
sin grumo no hay confitura.

 

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.