En Tiempos De Navidad

En tiempos de Navidad, 
es un lucero la estrella
que al pesebre me ha guiado 
hasta el Hijo del amado 
junto a la mujer más bella.
Nos mostraba la doncella
la palabra redentora.
La Navidad que atesora
la alegría del cristiano
cuando se abraza al hermano
en la tierra que labora.

Despojados

Imagen relacionada

De sus tierras despojados
privados del alimentos
van dejando sus alientos
los pobres desesperados.
Los políticos trajeados
al exilio los condenan.
En nochebuena la cena
la hambruna los acompaña
la muerte con mala maña
a su guadaña encadena.

Cuando Esta Noche

Cuando esta noche despierte
hazme el amor vida mía
hasta que amanezca el día
y el sol envidie a tu suerte.
El lucero puede verte
como espejo en su candela.
Es que la musa consuela
el almíbar de un regazo
en el jugo de su trazo
la lengua es la centinela.

Las Palabras

Las palabras son mis balas
de rojo es mi pensamiento
la pluma como un sarmiento
nacen en las uvas alas. 
Lleva guitarra en escalas
las cuerdas de mi cintura.
En campesina cultura
el alma se me desgarra
y con diez versos amarra
el cantar de esta escritura.

Patera

 

 

Entre frontera y frontera 
la muerte va galopando 
y la infancia va llorando
hacinada en la patera.
ángel que está a la espera
entre las nubes del cielo.
Como un tempano de hielo
el mar será tu mortaja
y el mismo Dios te agasaja
con tu presencia en el cielo.

Tus Manos

Tus manos mi prisionero
le dan al fuego candela 
deja la llama una estela
brillante de mi lucero. 
En los placeres que muero
vibrante de tu agonía.
Iba amaneciendo el día
cubriendo la mar espuma
cuando cabalga tu pluma
al cuerpo que le escribía.

Vas Presumiendo

Vas presumiendo de hombría
mientras recuerdas mi cama 
pero mi recuerdo brama 
escondida tras la umbría. 
Tu cuerpo te repetía
que buscaras mi hermosura.
Eran mis besos ternura
que abandonaste al olvido
hoy lloras en tu quejido
ser un cuerdo en tu locura.

Arrodillada

Arrodillada en mi lecho
repitiendo una plegaria 
que por ser hija canaria
luchará por tu derecho. 
La espinela que en el pecho
enardece a un emigrante.
Tinta roja lleva el guante
de una incendiaria poeta
con versos de su maleta
lleva su voz en tu cante.