Adormecida.

En el Hotel Hacienda de Abajo, Tazacorte, Isla de La Palma, Canarias

Adormecida en el salón 
recubierta con un manto
le rezaba a todo Santo,
yo trémula de emoción.
Sin ponerle condición 
al placer siendo divino.
Aquella noche de vino
en copas de bacanales
nuestros encuentros carnales
entre el líquido ambarino.

Ven Esta Noche

Con Alex Díaz Pimienta

Ven esta noche a mi lecho
de pétalos recubierto 
las estrellas en concierto
serán con la luna el techo.
De azahares mana el pecho
de aromáticos vapores.
Paladeando tus licores
transportan a la locura
de la fruta que madura
son manjar de agricultores.

De Tus Caprichos.

De tus caprichos quisiera
ser la abeja que libando 
en tu cuerpo que manando
fuera mi vientre la espera.
Urdiendo como cestera 
el cuenco que va a la fuente.
El cuenco que está candente
entre tu espada de plata
mientras me rasgas la bata
y con tu amor me contente.

Me Desprecias

Me desprecias por ser pobre
una mendiga cualquiera 
el hambre en la primavera 
y ser del color del cobre. 
Me maldices con un sobre
en tus encuentros carnales.
Me pagas por bacanales
no tengo patria, ni sueños
vestida con mis empeños
de mis encantos sensuales.

¿La Musa?

¿ La musa, y qué cosa es?
un tormento carcelario
de un rayo, como un sagrario
lo sientes pero no lo ves.
Por donde Espinela  esté
no hay reposo ni sociego.
¿Querrá ver la luz un ciego?
no quiero su tentación
¡púrpura, seda, camisón!
¡más he de esperar en su ruego!.