Saboreando

Nieves Clemente, desde Canarias

Esperando tu regreso
se agitan las ansias mías
se alborotan alegrías
cuando recuerdo tu beso.
Fruto de aquel embeleso
se derrama mi frescura.
Tu boca de sabrosura
con alas de mariposa
entre mi cuenco reposa
saboreando su dulzura.

José Granado, desde Venezuela

SABOREANDO SU DULZURA
sobre mi cuerpo retoza
acaricia, besa, goza
de una fugaz aventura
preciosa mujer madura
me enloquece, lo confieso
la dulzura de ese beso
nuestras almas uniría
me la paso todo el día
ESPERANDO TU REGRESO

 

 

Recorre

Recorre el cuerpo acostado
la lengua que lisonjera
el grano busca en la era
en el cuerpo del amado.
Por mi boca acariciado
despierta con mi lujuria.
Llega a mi con esa furia
que a mis deseos convida
cuando me lame la herida
aplacando mi penuria.

En Tus Pechos

En tus pechos de agonía
mis manos están surcando
los placeres que llegando
inundan la boca mía.
La lluvia que me traía
en cascada tu ternura.
El alma que así murmura
consentida y caprichosa
va desgarrando una rosa
en pétalos de hermosura.

Soy La Humilde

Soy la humilde prisionera
de tu boca que con fuego
en la mía pide el ruego
del calor que desespera.
Tu trigo llega a mi era
deseosa de la trilla.
En mi desnudez sencilla
tu montura galopando
y de tu cuerpo goteando
las perlas en las que brilla.

 

 

Yo Tengo Un Gallito Fino

Yo tengo un gallito fino
que bien contenta me tiene
en las noches en que viene
a sentir que pierdo el tino.
Anoche mismo él vino
a dejarme satisfecha ,
yo le dije por la fecha
y militancia al segundo
que darás la vuelta al mundo
de izquierda pá la derecha.

Navega Imaginación ( Nieves Clemente, y Alberto Padrón “Macambrea”)

Nieves Clemente, Canarias

Navega imaginación
lleva en tus alas mi pluma
que en el sol se va la bruma
para glosar mi canción.
Son lágrimas de emoción
la grafía de mi musa.
Siendo de tu amor confusa
en el instante postrero
que murmuras un te
quiero
al corazón de mi blusa.

Alberto Padrón “Macambrea”, Cuba.

Al costado de tu blusa
estoy sintiendo un te quiero.
¿Será el corazón sincero
o la dueña está confusa?
¿Fue la música inconclusa
que no le presté atención?
¿Estaré en la dirección
que la brisa me regala?
¿O en un vuelo sin escala
llevo la imaginación?

Ve Volando

Ve volando golondrina
a los brazos del amado
que vive desconsolado
en los versos que imagina.
Pues a escribirte no atina
de los placeres mundanos.
Y en sus flechas los arcanos
disparando con dulzura
van tensando en su bravura
la sangre de los ancianos.

A Dios Le Ruego Clemencia

Nieves Clemente, Canarias

A Dios le ruego clemencia
si de tus labios desprende
la brisa con que se prende
el placer de la impaciencia.
Adiestrada la conciencia
entre sábanas de cama.
La hembra que un mar brama
con su espuma presurosa
en sus pétalos de rosa
va floreciendo la dama.

José Granado, Venezuela

Se va encendiendo la llama
de tu figura fogosa
una caricia nerviosa
por tus gemidos reclama
entre sábanas la trama
de esta obra sigue en secuencia
el placer de tu imponencia
sobre mi lecho se tiende
tu lujuria me sorprende
A DIOS LE PIDO CLEMENCIA.

Invierno

Invierno de mi estación
libertaria en la conciencia
sabia por la incontinencia
sin pudor ni discrección.
En mi pluma doy razón
al rojo verso patriota.
Aquel que en mi mente flota
al amparo de los vientos
diez rosas de pensamientos
que de la misma alma brota

Quiéreme

Quiéreme con la ternura
de un dulce beso en el pecho
cuando tu cuerpo en el lecho
se despierta a mi bravura.
Sean caricias la tortura
que despierte mis pasiones.
Se derraman emociones
entre mis columnas blancas
tus manos abren las trancas
al vicio de tentaciones.